Libros de Alex Anders

Hombre-lobo


Packed: Turned

Mujeres Hermosas Grandes


Emparejada con el Jeque; Libro 2

Hombre / Hombre / Mujer


El peligroso doble equipo de papi; Libro 2

BDSM


Descendiente Para el Heredero del Multimillonario
Descendiente Para el Heredero del Jeque; Libro 2; Libro 3
Descendiente Para el Heredero del Dictador
Complacer al millonario
A las órdenes de dos amos
*****
Alex Anders

RateABull Books
*****
Publicadas por
RateABull Publishing
*****

Consigue 5 libros gratis al inscribirse para la lista de correo del autor en: AlexAndersBooks.com

Sitio Web Oficial: www.AlexAndersBooks.com

Podcast: www.SoundsEroticPodcast.com

Visite el autor en Facebook en: Facebook.com/AlexAndersBooks

*****

Tabla de contenidos

*****


 
*****

Consigue 5 libros gratis al inscribirse para la lista de correo del autor en: AlexAndersBooks.com

*****
Avance:
Disfrute de esta vista previa de ‘Emparejada con el Jeque 2’:


Emparejada con el Jeque 2
(Mujeres Hermosas Grandes)
Por
Alex Anders



La bellísima y exhuberante Carla Westmoreland cree que ha encontrado a su alma gemela y se dirige a su palacio para cumplir con el contrato de seis meses que ha firmado como su acompañante. Mimada como una princesa durante el día, descubre por las noches que los apetitos del jeque van más lejos de lo que nunca hubiera podido imaginar. Y mientras la pasión del magnífico macho alfa va consumiendo a Carla, conoce a una extraña de ojos verdes que tiene un secreto que cambiará el mundo de Carla para siempre. 

*****

Emparejada con el Jeque 2

Arrodillándose en la cama junto a ella, colocó ambas manos en sus hombros y las deslizó hacia abajo. Le acarició el pecho jadeante y el estómago hasta que llegó a su ombligo.

“¡Oh!” gimió, levantando el culo. No le había tocado aún el sexo palpitante. En su lugar, acariciaba con las manos sus muslos para hacerla retorcerse de ansias. Le ató más seda dorada alrededor de un tobillo, y esta a su vez a los estribos de la cama.

Respirando con intensidad, observó con incredulidad cómo la ataba hasta que quedó boca arriba, con los brazos y las piernas completamente separadas. Estaba atada y totalmente inmóvil. 

El  Jeque estaba inexpresivo y tenía la mandíbula tensa. Carla jadeó cuando vio que la abandonaba de nuevo para acercarse al armario. Cuando volvió esta vez, llevaba numerosos juguetes. Lanzándolos a la cama detrás de ella, se quitó la larga túnica árabe.

“¡Oh, Dios mío!” Carla se estremeció de asombro cuando vió a su  Jeque en toda su gloria. Tenía la polla completamente erecta, apuntando hacia ella.

Carla se retorció y él se arrodilló entre sus piernas, doblándose para soplar suavemente sobre su coño húmedo. Tenía la boca tan cerca, que sintió chispas de intenso deseo por todo su cuerpo.

“¿En qué estás pensando?” le susurró. Desatando la cuerda que le rodeaba las caderas, liberó las bragas casi transparentes. Estas cayeron a un lado, lejos de los dedos de él y del cuerpo de ella. Él apretó con fuerza su clítoris con el pulgar.

“¡Uhh!” pudo decir Carla como única respuesta.

Leer más ahora

*****
*****